#SinCienciaNoHayFuturo

foto: americatv

Entre Luis Castañeda y Susana Villarán, ¿quién hizo más obra pública?

Cuando la percepción pesa más que la realidad.

Publicado: 2014-09-27

La importancia que se otorga a las obras de una autoridad electa parece ser un factor decisivo en las preferencias electorales de los limeños, algo seguramente extensivo a todos los peruanos. Las obras son el mejor activo al que está apelando Castañeda. Es más, su principal slogan es: “para que vuelvan las obras”. En cambio, la imagen endosada a Villarán es que ha hecho poco o nada de obra en los casi cuatro años de gestión, incluso algunos sólo le reconocen que después de la revocatoria “recién se puso a trabajar”.

Pero, ¿cuánto hay de percepción y de realidad en este posicionamiento predominante en la opinión pública y de los limeños? Para dilucidarlo con objetividad y fundamento, debemos recurrir a las fuentes oficiales del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), ente rector del presupuesto público, en particular respecto a la información presupuestal que organiza y monitorea regularmente el Sistema Nacional de Inversión Pública (el ‘temido’ SNIP), de los distintos niveles de gobierno (nacional, regional y local).

el mensaje de campaña de castañeda

La medición de lo ejecutado es sobre el Presupuesto Institucional Modificado [1] de inversiones y no sobre el gasto corriente [2]. Aquí nos referiremos a la inversión pública, es decir, aquella destinada a mejorar las capacidades en la prestación oportuna y eficaz de servicios públicos dirigidos a mejorar la calidad de vida de la población de la jurisdicción de una entidad pública, en eset caso, la Municipalidad de Lima. En resumen: hablaremos del nivel de ejecución del presupuesto de inversión de la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML), para saber cuánto de lo programado presupuestalmente se ha concretado; en otras palabras, cuántos PIP (léase obras) han ejecutado anualmente tanto Castañeda como Villarán en sus respectivos periodos de gobierno.

Antes de comentar la data de la versión amigable del SNIP  -que es de acceso abierto para cualquier vecino interesado con acceso a internet- convengamos que la comparación de las gestiones de Castañeda y Villarán se debería realizar en igualdad de condiciones, cotejando los primeros cuatro años del ex alcalde con los cuatro años por concluir de la actual Alcaldesa. Es la línea de base de ambos candidatos. Si bien puede ser un recurso publicitario válido el de presentar lo realizado en 8 años (dos periodos de gestión continua), no es equitativo comparar los mismos con lo realizado por quien está concluyendo su primer periodo de gobierno.

De acuerdo a la información oficial recogida, y contraviniendo la percepción predominante establecida, la gestión de Villarán al frente de la MML tiene un mayor nivel de ejecución de obras que el primer periodo de Castañeda. Del 2003 al 2006 se ejecutó el 42.5% del total de presupuesto de inversiones programado, mientras que del 2011 al 2014 se registra un promedio de ejecución del 65.2%. Promedio de Villarán que incluso es mayor que el 63.0% del segundo período de Castañeda (2007-2010).

jlr-2014

Los ocho años de gestión Castañeda presenta picos de alto nivel de ejecución e incremento significativo del volumen presupuestal en los años 2009 (70.4%) y 2010 (89%). En esos años, la MML recibió transferencias importantes del gobierno nacional por “bonos soberanos” aprobados por el Decreto de Urgencia 040-2009, destinados a todos los gobiernos regionales (¿se acuerdan del llamado ‘shock de inversiones’ de Alan García ante ingresos fiscales nunca antes vistos vía canon y regalías de las industrias extractivas?).

castañeda en tiempos de garcía y el "shock" de inversiones (foto: radioexitosa.pe)

La MML con Castañeda de Alcalde, y en muy buenas migas con García, fue el pliego que recibió el mayor presupuesto (cerca de 231 millones de soles) en razón de los eventos internacionales que se realizaron en nuestra capital por ese entonces. Pero, a su vez, tiene niveles muy bajos de ejecución como la de los años 2003 (37.5%), su primer año de gestión, y el 2007 (37.8%), con cinco años de gestión. Promedios que los colocaron en los tramos más bajos del tercio inferior de los niveles de ejecución entre los 3 niveles de gobierno en sus respectivos años.

En términos absolutos, el primer período de gobierno de Castañeda ejecutó 553 millones de soles, mientras que Villarán ha ejecutado 1,403 millones de soles (proyección a diciembre 2014). La actual Alcaldesa ejecutó un volumen presupuestal dos veces y medio mayor que ex Alcalde. La mayor eficacia del nivel de ejecución de la gestión de Villarán, además, se produce en un contexto donde el volumen presupuestal de la MML ha crecido considerablemente no por transferencias del gobierno nacional, que fue el caso de los años 2009 y 2010 por la coyuntura especial de los “bonos soberanos”, sino por la mayor recaudación tributaria a través del Servicio de Administración Tributaria de Lima (SAT). Tenemos entonces, para concluir, que con Villarán se ha ejecutado más inversión pública, es decir gasto en obras para la ciudad, que con Castañeda. Para constatarlo, no es un necesario contar con una lupa como aducen desafiantes los seguidores del ex Alcalde, baste buscar la información oficial. Para evitarles la fatiga, pueden consultarlo a continuación:

Pueden ver más información aquí.

En dos periodos de gobierno, ocho años, se tiene el tiempo suficiente y las capacidades institucionales fortalecidas para concretar sus principales obras o resultados. Sobre todo si de PIP se trata, ya que pasar de la idea a su ejecución –según los propios especialistas del MEF– dura entre 3 a 4 años. Castañeda se precia de haber construido 3 mil escaleras, varios intercambios viales (Habich, Colonial-Universitaria, Venezuela-Universitaria, dos en Puente Piedra), la vía expresa y 6 by pass en Grau, la ampliación de Acho, el Parque de las Aguas, los clubes (Parques zonales), hospitales SISOL, el metropolitano, el Teatro Municipal. ¿Cuánto de esta obra importante construyó en sus primeros 4 años? En su gran mayoría lo pudo concretar en se segundo periodo de gobierno.

La gestión de Villarán tiene en cartera un paquete de grandes inversiones privadas, casi todos con contratos cerrados u otros por cerrar, de más de 13 mil millones de soles que de lejos superaría los cerca de 1,500 millones de soles que Castañeda pudo gestionar en sus ocho años como Alcalde. Además hay un número importante de PIP en expedientes técnicos y viabilizados, muy superior al banco de proyectos que recibió Villarán en el 2011, para iniciar su gestión.

A la luz de la información oficial sabe a leyenda urbana, arbitraria e injusta por lo que constatamos, la percepción de Castañeda “gran ejecutor de obras” y la de Villarán “ineficiente, cero obras”. ¿Cuáles son las razones y las circunstancias que explican esta gran disociación entre la realidad y las imágenes que envuelven a uno como a otra autoridad? Intentar responderla ya es materia de otro análisis y para otro artículo.


NOTAS:

[1] Todo presupuesto es el resumen sistemático y cifrado que recoge la previsión de gastos e ingresos para un determinado lapso de tiempo. El PIM es el presupuesto actualizado de la entidad pública luego de las modificaciones presupuestarias, tanto a nivel institucional como a nivel funcional programático, efectuadas durante el año fiscal, a partir del presupuesto institucional de apertura (PIA).

[2] El gasto corriente comprende los pagos no recuperables, como los gastos en planilla (personal activo y cesante), pagos de intereses de la deuda pública, compra de bienes y servicios, y otros gastos de la misma índole.


Escrito por

José López Ricci

Sociólogo,


Publicado en